En un momento en el que los espectadores suelen despegar los ojos de la televisión para ir al refrigerador, los trataron de mantener su atención.

Mientras el presidente de la academia Maury McIntyre charlaba sobre el trabajo comunitario de la organización y sus iniciativas educativas, llevó a a una plataforma y prendió un interruptor con el que la actriz colombiana de Modern Family iba rotando mientras él hablaba.

Vergara se lució sonriente en su futurista vestido blanco y McIntyre seguía con su discurso.

DEMOSTRACIÓN SEXISTALa reacción en las redes sociales fue inmediata y algunos comentarios sugerían que Vergara estaba siendo tratada como un objeto y que el chiste fue un poco sexista.La actriz no estuvo de acuerdo.

"Es totalmente lo contrario", dijo tras bambalinas. "Eso significa que alguien puede ser guapa y puede ser divertida y reírse de sí misma, trabajar, disfrutar y hacer dinero".

Una de las voces que se mostró en contra de la presentación de Vergara fue la periodista Sarah Begley, quien escribió en la revista Time un artículo sobre el tema.

Se "menoscaba las aptitudes de Vergara como actriz y comediante —incluso aunque se haga de manera consciente— haciéndola aparecer como si tan sólo fuera un cuerpo. Por supuesto, lo hicieron de manera consciente, pero un guiño consciente no da carta blanca para hacer cualquier cosa. El año que viene háganlo mejor", publicó.