El problema entre y se suscitó a raíz de que la 'chica selfie' le dijera que el papel de conductora le quedaba muy grande y agregó que “no se sienta muy segura de donde está”.

Sheyla Rojas se defendió de los ataques de Rosángela Espinoza, diciendo que hay verdad en lo que dijo la modelo, que el rating del sábado fue el más bajo del mes, pero le agradeció por haberla cubierto cuando se ausentó “unas veces puedes estar arriba y otras abajo”, dijo la conductora de 'En Boca de Todos' con humildad.

Sin embargo, Sheyla Rojas recalcó el tema del respeto entre compañeros, pues es la base de toda relación y ella sí considera, pese al percance, a Rosángela Espinoza como una compañera de trabajo.

Además, Sheyla Rojas aprovechó para comentar que ambas ya habían conversado sobre la situación y Rosángela Espinoza mencionó que ese día “lo único malo que hizo (Sheyla Rojas) fue juntarse con las hermanastras (Michelle Soifer y Karen Dejo)”.

Sin embargo, las reacciones de Michelle Soifer no fueron de alegría, pues al ver a Sheyla Rojas abrazando a Rosángela Espinoza hizo señales de traición.

Sheyla y Rosángela Espinoza en Esto es Guerra.