Los actores y perdieron las formas e intercambiaron insultos de grueso calibre el pasado domingo 18 de diciembre, en el aeropuerto de Los Ángeles, dentro de la oficina de American Airlines. Sus contrarias posiciones políticas fueron el motivo.

Fue la artista venezolana quien narró con lujo de detalles lo ocurrido a través de y del programa de Steve Malzberg en la emisora WMAL, en Washington DC. Ambos fueron compañeros en la película Colors, de Dennis Hopper.

"Fui al aeropuerto a buscar a mi mamá y ¿Saben quién estaba en el mismo avión de ella? Sean Penn… Casi me muero cuando lo vi, dudé si ir o no a hablar con él", escribió la actriz.

"Al principio no me reconoció (yo tenía puesto unos lentes de sol grandotes), pero inmediatamente me dice '¡Ah! eres tú…' como despectivamente, yo muy tranquilamente le dije que me gustaría hablar con él, sin pelear", agregó.

Las fricciones entre ambos se remontan a marzo del 2009, cuando ella fustigó por primera vez al actor por su respaldo al presidente , enemigo declarado de la actriz y su familia. Un año después, María Conchita se dirigió a Penn, en una carta abierta, pidiéndole que indagara lo que estaba sucediendo realmente con las libertades civiles en Venezuela antes de apoyar al régimen chavista.

Cuando la discusión en el aeropuerto se puso peor, Penn llamó "cerda" a María Conchita, quien no se quedó callada. "Le contesté que él es un 'cabrón comunista', que el creció con esa mentalidad pues su familia era comunista, su papá estuvo en la lista negra de Hollywood por muchos años y no lo dejaban trabajar", explicó la actriz.

Sean Penn se retiró del aeropuerto sin cruzar otra palabra con María Conchita Alonso, quien estuvo acompañada todo el tiempo por su madre en silla de ruedas.