La actriz recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood en un evento en el que estuvo acompañada por Jeremy Renner, su compañero de reparto en la película The Avengers, así como de su familia y sus fans.

El nombre de la actriz, de 27 años, se convirtió en el número 2470 en ser inscrito en el suelo del bulevar de Hollywood, algo que, aseguró, "es un regalo que la commueve profundamente".

Según contó Johansson, nunca pensó que en sus 20 años en la industria iba a recibir una estrella, y consideró que ya ha conseguido dejar su huella en el cine. "No importa lo que pase a partir de ahora", dijo.

La intérprete, quien no pudo contener las lágrimas, agradeció el apoyo incondicional de su madre y de su abuela durante toda su carrera.