se encuentra en plena promoción de la película 'Ocean's 8', donde da vida a una pirata informática. La cantante de Barbados asistió al programa 'The Graham Norton Show' junto a algunas de las actrices con las que comparte reparto, sin imaginar que sería el centro de una broma. 

"No digo que ninguna de ustedes sea una criminal, pero solo digo que tengan cuidado al estár cerca de ella", dijo el presentador y la intérprete se puso tensa. A continuación, el equipo de producción mostró unas imágenes donde aparecía sosteniendo unas copas de cristal y hasta un trago. 

El presentador fue mostrando fotos una a una preguntándole si había pedido permiso en cada una de las ocasiones para llevarse la pieza de la vajilla. Rihanna, con cierta expresión de vergüenza, se excusó asegurando que algunas las había devuelto. La situación provocó las risas del público y de sus compañeras del film. 

La última instantánea mostraba a Riri llevándose directamente la botella de champán de una fiesta. "Esto lo va a ver mi madre. Perdona, mamá", acertó a decir la artista entre carcajadas. 

TAGS RELACIONADOS