(EFE)
(EFE)

Con el propósito de ocultarse de los paparazzi, el cantante puertorriqueño cubrió las barandas del balcón de su hotel con toallas, pero fue en vano, las imágenes lo muestran al descubierto.

Al parecer Ricky quería disfrutar de un día tranquilo sin fotografías, por lo que el intérprete de Livin' la vida loca envió a un asistente a tapar las barandas de su balcón con varias toallas.

Con las telas colocadas, Ricky salió a la terraza caminando agachado para no ser visto, pero fue captado por el lente de los paparazzi de todas maneras.

(Fuente: Grosby Group)