(Reuters)
(Reuters)

El representante de aseguró que la entrevista en la que el actor aseguraba que el de garganta fue malinterpretada.

El portavoz afirmó que el intérprete de 68 años de edad habló de la relación entre algunos cánceres orales y el sexo oral, pero no se refería a su caso.

"Michael no dijo que (la práctica del) fue la causa de su cáncer. Ciertamente habló de sexo oral en la entrevista, y el sexo oral es sospechoso de ciertos tipos de cánceres orales, como apuntan los doctores en el artículo. Pero no dijo que fuera la causa específica de su cáncer personal", sostuvo Allen Burry.

Tras estas declaraciones, representantes de The Guardian, diario que publicó el artículo, aseguraron no haber recibido queja alguna del actor.