Foto: Internet
Foto: Internet

Siempre las vemos glamorosas, sin un mínimo defecto, con el cutis perfecto y luciendo lozanas y jóvenes, pero cuando las cámaras y los reflectores se apagan, la realidad de las famosas es completamente diferente.

Por más que tratan de escapar, esconderse y usar mil y un trucos para no ser captadas sin maquillaje y al natural, siempre existe un momento de descuido en el que los paparazzi logran captar la 'cruda verdad'.

Los estilistas de estas famosas podrían llamarse magos ya que, gracias a sus habilidades, logran transformar y rejuvenecer sus rostros que, luego, son la envidia de millones de mujeres en el mundo.

SHARON STONEFue la fantasía de millones de hombres en la década de los 90 y la envidia de muchas, pero el tiempo no perdona y el maquillaje se ha convertido en su mejor amigo.

Mira el resto de 'glamorosas' en .