(Reuters)
(Reuters)

La exmaquillista del fallecido cantante , Karen Faye, aseguró que escuchó a un ejecutivo de la empresa promotora de conciertos AEG Live insistir en que el cantante ensayara para su gira This Is It a pesar de dar señales de deterioro en su salud.

Estas declaraciones fueron parte de su testimonio que dio durante el proceso de demanda interpuesta por la madre de Michael, Katherine Jackson, contra la empresa AEG Live.

Karen Faye, quien trabajó con Jackson por más de 27 años, dijo al jurado que le preocupaba cada vez más la salud del cantante y que concordó con el comentario enviado por un seguidor acerca de que el 'Rey del Pop' podría morir si se lo presionaba mucho en los preparativos para los conciertos de la gira This Is It.

"Los ejecutivos de AEG siguieron presionando a Jackson", dijo Faye. La mujer aseguró que escuchó una conversación telefónica en la que el ejecutivo de AEG Paul Gongaware, dijo al asistente de Jackson que lo sacara del baño y lo llevara al ensayo.

Faye describió a Gongaware, codirector general de AEG Live, como "enojado y algo desesperado" durante la conversación referida.

Agregó que Gongaware le dijo al asistente que "hiciera lo necesario". Faye dijo que las únicas personas que vio que insistieron en que Jackson ensayara fueron Gongaware y el director de giras Kenny Ortega.

La demanda acusa a la compañía asentada en Los Angeles de no investigar adecuadamente al médico que fue sentenciado por homicidio involuntario por la muerte del cantante.