decidió autoeliminarse, pese a que fue una de las competidoras más votadas. La modelo decidió cederle su puesto a , pues considera que en la final se necesita a los 'guerreros' más fuertes.

Gracias a las votaciones del público, la primera salvada de la noche fue Jazmín Pinedo, seguida de Miguel Arce.

Durante toda la competencia, Vértiz lució nerviosa y bastante emotiva, rompiendo en llanto en uno de los juegos del programa.