¡Se robó el show!  fue el centro de las miradas en el Met Gala 2018, evento en el que lució un escotado atuendo que dejó poco o nada a la imaginación.

No solo el vestido negro que llevaba llamó la atención de los asistentes. Gran sorpresa causó que la famosa diseñadora Stella McCartney permaneciera al lado de la cantante durante gran parte de la ceremonia y que incluso, se atreviera a acariciar en varias ocasiones su trasero.

Unas fotografías, donde también aparece la hija del fallecido Michael Jackson, muestran el preciso instante en el que la famosa modista coloca su mano en el 'derriere' de la intérprete.

Terminada la ceremonia, la artista compartió en su cuenta de Instagram una serie de fotografías donde se luce con el escotado vestido.

TAGS RELACIONADOS