Miley Cyrus no se arrepiente de nada. (AP)
Miley Cyrus no se arrepiente de nada. (AP)

Tras estar en el ojo de la tormenta por en , aseguró que su madre está orgullosa de su polémica presentación.

"Creo que cuando haces algo delante de todo el mundo, no puedes echarte atrás y pedir perdón. Lo hice y no hay vuelta atrás. Todo lo hago por una razón y mi madre está muy orgullosa de mí", confesó la exchica Disney en el programa francés Le Grand Journal.

La cantante estadounidense también dijo que, pese a que tomarse foto sacando la lengua se ha convertido en su gesto característico, ya se está aburriendo de él.

"Es como si fuera mi nueva pose (sacar la lengua). Cuando me saco fotos es algo que me sale solo, así que se ha convertido en parte de mi estilo pero ya estoy un poco cansada. Creo que voy a cambiar", comentó.

Por último, la actriz reconoció que necesitaba un cambio drástico para dejar atrás su papel de adolescente en la serie y lograr así ser el centro de todas las miradas.

"Quería ser el centro del mundo y creo que lo he conseguido en estas dos últimas semanas. Todo vale si se hace con una buena intención. Además, después de los premios todos están pensando en qué voy a hacer en mi siguiente actuación; haré lo que me apetezca para que la gente me recuerde", dijo Miley.