(AFP)
(AFP)

A pesar de los más de 40 años de la estrecha relación profesional entre y , el líder de los Rolling Stones reconoció que el vínculo que lo une al guitarrista de la banda no es comparable con el tipo de unión que mantiene con su propio hermano, Chris Jagger.

Por ello, el vocalista admite que la agrupación que encabeza solo forma parte de su ámbito profesional, hasta el punto de que únicamente se refiere al resto de integrantes del grupo como sus "compañeros de trabajo".

"A la gente le encanta decir que Keith y yo tenemos la misma relación que la de dos hermanos que se pelean, pero nunca ha sido así. La dinámica que llevo con mi hermano Chris no tiene nada que ver con la que tengo con Keith o el resto de mis compañeros. Los aprecio y respeto mucho, pero ellos son mis compañeros de trabajo y nuestra relación es estrictamente profesional. Con un hermano tienes una complicidad y una confianza especial, porque compartes familia, padres e incluso algunos rasgos de personalidad. Son dos planos completamente diferentes de mi vida, y suelo mantenerlos separados", confesó el Jagger al diario Mail on Sunday.

El artista insiste en que nunca ha considerado al resto de los Rolling Stones como parte de su familia, aunque al mismo tiempo admite que las cuatro décadas de intenso trabajo junto a sus tres compañeros han marcado profundamente su vida y ocupan un lugar muy especial en su álbum de recuerdos.