Sigue actualizado en nuestra APP

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones se toman "un tiempo"

Las estrellas de cine se separaron, pero trabajarán en su matrimonio, según sus representantes. No se ha presentado demanda de divorcio.

A Zeta-Jones no le gustó declaraciones de su esposo y que comentara que se internó por trastorno bipolar. (Reuters)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Las estrellas de cine Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, una de las parejas más glamorosas y ricas de Hollywood, decidieron tomarse "un tiempo" tras un matrimonio 13 años, dijeron sus portavoces este miércoles.

Los últimos tres años han sido difíciles para ambos: él sufrió en 2010 un cáncer de garganta y ella anunció en 2011 que padece de trastorno bipolar.

Además, el actor estadounidense, de 68 años, y su esposa británica, de 43 años, ocuparon los titulares en junio cuando Douglas hizo un desafortunado comentario sobre la supuesta relación entre su cáncer de garganta y el sexo oral.

"Las cosas se fueron cuesta abajo a partir de ese momento", dijo una fuente anónima a la revista People, según la cual Zeta-Jones consideró estos comentarios "vergonzosos". La ganadora del Oscar tampoco recibió bien que su pareja informara a la prensa que ella estaba internada en una clínica para tratar su trastorno bipolar.

"Michael y Catherine se están tomando una pausa para pensar y trabajar en su matrimonio, no hay más comentarios", dijo a la AFP el portavoz de Douglas, Allen Burry.

La portavoz de Zeta-Jones, Cece Yorke, emitió un comunicado casi idéntico. Ninguno ha presentado una demanda de divorcio o separación legal.

A las crisis de salud de ambos se sumaron los problemas de adicción del hijo mayor de Michael Douglas, Cameron, de 34 años, quien fue sentenciado a cinco años de prisión en 2010 por conspirar para vender metanfetamina y por posesión de heroína.

Douglas y Zeta-Jones se casaron en noviembre de 2000 y tienen dos hijos: Dylan, de 13 años, y Carys, de 10 años.

La última vez que fueron vistos juntos fue el 22 de abril en Manhattan. Luego, en mayo, Douglas fue solo a Francia para promover en el festival de cine de Cannes su última película, Mi vida con Liberace, mientras su esposa ingresaba a un centro para tratar el trastorno bipolar.

Ir a portada