Mark Hamill disfrutando la premiere de la séptima entrega de Star Wars. (EFE)
Mark Hamill disfrutando la premiere de la séptima entrega de Star Wars. (EFE)

El actor se mostró en desacuerdo con la historia de su personaje, , en la película ''.

“Le dije a Rian Johnson (director) que los Jedi nunca se rinden. Me refiero a que si tienen un problema, quizá les tome un año tratar y reagruparse. Pero si él comete un error, volvería a intentar corregirlo. Así que tenemos una diferencia fundamental, pero esta ya no es mi historia, es de alguien más”, señaló el actor al portal Movieweb.

Asimismo, Hamill agregó: “Esta es una nueva generación de Star Wars VIII: Los últimos Jedi y es casi como si Luke fuera otro personaje, quizá es Jake Skywalker. No es mi Luke Skywalker, pero tuve que hacer lo que el director Rian Johnson quería que hiciera porque se ajusta bien a la historia”.

Pese a la molestia por el perfil de su personaje, Mark no quiso seguir creando polémica. “Esto es solo una película. Espero que a la gente le guste y que no se moleste”.