¡Confesiones, karaoke y piscinazo! Así fue el encuentro entre Susana Giménez y Verónica Castro 

La conductora argentina viajó hasta Acapulco, México, para un especial de su programa de televisión junto a su gran amiga

Susana Giménez

La pareja de amigas charlaron, nadaron en mar abierto, degustaron tequilas, pasearon en motos de agua y mucho más. (Foto: Twitter / Suana Giménez)

La pareja de amigas charlaron, nadaron en mar abierto, degustaron tequilas, pasearon en motos de agua y mucho más. (Foto: Twitter / Suana Giménez)

La pareja de amigas charlaron, nadaron en mar abierto, degustaron tequilas, pasearon en motos de agua y mucho más. (Foto: Twitter / Suana Giménez)

Redacción Redacción

El encuentro de dos grandes amigas puso a hablar a todo Twitter. Luego de estar en el Fuerte Apache junto a Carlos Tévez, la conductora argentina Susana Giménez viajó hasta Acapulco, México, para visitar a Verónica Castro en el segundo especial del año de su programa.

Las divas compartieron durante varias horas charlas, paseos en motos de agua, nados en mar abierto, tequilas y hasta las opiniones de qué es lo que hace de un hombre un 'buen amante', esto último luego de la intervención de la hija de Susana, Mercedes Sarrabayrouse.

Uno de los momentos más comentados en redes sociales fue la confesión de Giménez: "Hace tres meses que no tomo. Tres meses y un poco más. Ni una gota, eh. Un día me sentí muy mal después de tomar y lo dejé", dijo antes de sentir que podía darse un pequeño gusto y degustar una copa de tequila y otros tragos propios de México.

Pero Castro también tuvo un alivio para su salud, pues dejó de fumar: "De todas formas tenía la tentación de tener algo en la mano. Entonces empecé a fumar puros: hace falta el olor del tabaco, que huele tan rico. El puro lo hueles, lo prendes pero no lo puedes tragar".

Pero también hubo mucha diversión. De hecho, probablemente la conductora no olvidará nunca que en este programa practicó tirolesa. Ambas vivieron la aventura extrema mientras se entregaban a las alturas. 

En otro momento, mientras platicaban en la piscina, en medio de cócteles y un paisaje de ensueño, Mercedes se acercó a las dos amigas, para interactuar con ellas con una simple preposición: "Para que un hombre sea un buen amante tiene que…".

Susana, siendo fiel a su personalidad, respondió sin dudar: "¡Hacer jueguitos previos!". Ni el "¡Ay, mamá!" de Mercedes denotando vergüenza detuvo a la diva argentina. Verónica solo agregó: "Claro, Mecha. Si no se pone… ¡Nada! Ya entendieron, ¿para qué les digo?"

Ir a portada