se encuentra viviendo uno de los momentos más románticos de su vida tras la pedida de mano de su esposo, tras 15 años casados.

A través de un extenso mensaje en su cuenta de Instagram, la presentadora de televisión contó cómo ocurrió el romántico episodio mientras se encuentra de vacaciones en Serbia.

La conductora de televisión, inició su relato contando que salió embarazada al poco de iniciar su relación como enamorados con su pareja y reveló cuál fue la reacción de él al contarle lo que pasaba.

Lo primero que me dijo cuando lo llamé por teléfono (estaba de viaje) para darle la noticia fue: ‘¿Te quieres casar conmigo?’ Sin pensarlo le dije: ‘Ya’”, comentó.

Luego contó que desde el primer momento supo que él era el hombre con el que quería estar toda su vida. “Estaba embarazada, no había mucho tiempo para disfuerzo ni remilgos”, señaló.

Sin embargo, a los pocos días perdió a su bebé, pero los planes de matrimonio siguieron en pie. “Lo amaba, era mi mejor amigo y había algo que me tenía cautivada... Me reía muchísimo con él, él me hacía feliz”, siguió.

Ver esta publicación en Instagram

15 años, te amo. Porque me respetas y porque te respeto. Porque nuestro amor maduro ha pisoteado mis reacciones más berrinchudas. Porque no solo me dices que me amas sino que me lo demuestras. Porque tu paciencia me alivia. Porque me acaricias con tu mirada y porque a tu lado sé que todo estará bien. Porque te admiro y porque me admiras. Porque nos gusta lo mismo aunque no seamos iguales. Porque no soportas que te atormente de madrugada, hasta que nuestro debate haya llegado a un punto medio, pero igual me lo agradeces al amanecer (ya sabes que no hay que dejar para mañana la discusión que debe ser resuelta hoy). Porque eres el mejor padre que mis hijos pueden tener. Porque juntos hemos construido la familia que siempre quisimos. Porque eres tú, simplemente. Te amo, compañero de mi vida. #anniversary #love #forever

Una publicación compartida de Andrea Llosa (@andreallosabarreto) el

A los tres meses se casaron y por lo que pasó con el bebé, no hubo tiempo para una pedida de mano oficial. “Han pasado 15 años de matrimonio y no lo voy a negar, siempre soñé con ese momento especial que viven la novias cuando el novio se desarma en preparar la romántica pedida para sorprenderlas”, continuó.

“Confieso que más de una vez le hice saber a mi esposo que no importaba que el anillo llegara con retraso, lo importante era que llegara y acompañado de un momento inolvidable... Y bueno, luego de muchos años, sucedió y lo más lindo es que no lo imaginaba", afirmó la periodista.

"En una cálida cabaña en medio de la nieve de un pueblo llamado Zlatibor, en Serbia, con mis primos, mis amigos, mis sobrinos, mis hijos y la hija de mi esposo, mi esposo se paró y luego de 15 años de matrimonio, sacó el anillo y me pidió que me casara nuevamente con él”, relató Llosa.

Al final afirmó sentirse muy feliz por el momento que está pasando y que el amor siempre se dará detalles y se refuerza con la familia.

View this post on Instagram

Luchín y yo tuvimos pocos meses de enamorados porque rápidamente salí embarazada. Lo primero que me dijo cuando lo llamé por teléfono (estaba de viaje) para darle la noticia fue: Te quieres casar conmigo? Sin pensarlo le dije que ya. No tenía ninguna duda de que él era el hombre con el que quería estar toda mi vida y como, además, estaba embarazada, no había mucho tiempo para disfuerzos ni remilgos. Lamentablemente a los pocos días perdí al bebé, pero igual él insistió en que nos casáramos y yo no tuve ningún reclamo al respecto. Lo amaba, era mi mejor amigo, y había algo que me tenía cautivada... Me reía muchísimo con él, él me hacía feliz. A los tres meses nos casamos y en medio de la felicidad por los preparativos de la boda y la tristeza por la pérdida del bebé, no hubo tiempo para pensar en un anillo de compromiso y menos en una pedida de mano. La verdad es que ya no había nada que pedir. Ya lo había entregado todo, no nos hagamos. Han pasado 15 años de matrimonio y no lo voy a negar, siempre soñé con ese momento especial que viven las novias cuando el novio se desarma en preparar la romántica pedida para sorprenderlas. La diferencia es que ahora ya no éramos solo él y yo. Éramos él, su hija, nuestros dos hijos y yo, o sea esta pedida con anillo de compromiso incluía a más gente. Confieso que más de una vez le hice saber a mi esposo que no importaba que el anillo llegara con retraso, lo importante era que llegara y acompañado de un momento inolvidable... Y bueno, luego de muchos años, sucedió y lo más lindo es que no lo imaginaba. En una cálida cabaña en medio de la nieve de un pueblo llamado Zlatibor, en Serbia, con mis primos, mis amigos, mis sobrinos, mis hijos y la hija de mi esposo, mi esposo se paró y luego de 15 años de matrimonio, sacó el anillo y me pidió que me casara nuevamente con él... Estoy muy feliz y siento que el retraso del anillo valió la pena, ver la cara de felicidad de mis hijos es una imagen que nunca olvidaré. Enseñarles, además, que el amor también tiene detalles y que los años de matrimonio no siempre apagan la relación sino que muchas veces la encienden y refuerzan la familia. Tenía ganas de compartirlo con ustedes...

A post shared by Andrea Llosa (@andreallosabarreto) on