Hace poco la mansión de Beverly Hills, Los Ángeles, que ocuparon los actores Jennifer Aniston y Brad Pitt, cuando eran pareja, se puso en venta por un poco más de 49 millones de dólares y, según la inmobiliaria , ya habrían recibido algunas propuestas de compra.

Este inmueble cuenta con una cancha de tenis, una sala de cine, un elegante bar, una gran piscina y otras comodidades que los exesposos adquirieron en el 2000.

“Construida en 1934, esta icónica pista de tenis, diseñada por Wallace Neff, ha sido meticulosamente mejorada y ha mantenido toda la integridad arquitectónica de una era pasada. La casa principal cuenta con cuatro dormitorios suites en la parte superior y una sala de ejercicio privada”, es parte de la descripción del anuncio en la página web de la citada inmobiliaria. 

Cabe señalar que tras su divorcio en 2006 la finca, de estilo clásico y que tiene una casa para huéspedes, fue vendida por Aniston y Pitt.

En aquella oportunidad, fue adquirida por un ejecutivo de la bolsa de valores de Estados Unidos y tras varios años de ocuparla, decidió ofrecerla al mejor postor.

Para que tengas una idea cómo era la casa de los actores, te mostraremos unas imágenes del interior de la enorme mansión donde ambos combinaron sus gustos para la decoración, como el dormitorio principal o la sala de cine, y que no fue cambiada por su último ocupante.

TE PUEDE INTERESAR: