Lindsay Lohan en un evento de octubre de 2012. (AP)
Lindsay Lohan en un evento de octubre de 2012. (AP)

admitió que es adicta al alcohol y que probó otras sustancias ilegales en una entrevista con la famosa presentadora .

La entrevistadora le preguntó si era una adicta, a lo que la artista respondió: "Eso, en el pasado, era una puerta para otras cosas… Probé cocaína con alcohol".

"A pesar de sentirme feliz con mis adicciones y todo el caos que me rodeaba, inconscientemente parecía estar deseando ingresar en prisión –por posesión de cocaína en 2007– y así encontrar algo de paz", añadió la actriz.

Asimismo, la popular artista prometió mantenerse lúcida de hoy en adelante.

"Estoy en un espacio mental distinto, y prometió mantenerme lúcida y concentrada… Me siento totalmente nueva, y tengo tal deseo de mantener esta sensación y quedarme así, que estoy dispuesta a hacer lo que sea".

En marzo pasado, la estrella se declaró culpable tras un accidente automovilístico ocurrido en 2012 para evitar ir a la cárcel.

Con ello, el juez de Los Ángeles decidió que Lohan se someta a una rehabilitación de tres meses en un centro especializado, lo que fue su sexto tratamiento contra las drogas.