(CBS)
(CBS)

La actriz aseguró en un programa de televisión estadounidense que es "una bendición" someterse a de sus adicciones porque "es una oportunidad" para centrarse en lo que le gusta en la vida: su trabajo.

Las declaraciones de Lohan forman parte de un extracto publicado hoy en Internet como adelanto de la entrevista a la que se sometió en el espacio .

La protagonista de Mean Girls respondió entre sorprendida e incómoda a las preguntas del presentador, interesado por el próximo ingreso de Lohan en un centro de rehabilitación, fijado para el 2 de mayo.

"¿De qué te van a tratar? ¿Qué van a tener en su lista cuando entres por la puerta?", le interrogó Letterman.

"No hemos hablado sobre esto en la preparación de esta entrevista", respondió a modo de queja Lohan antes de acceder a dar una respuesta.

"Para ser honesta, soy la más feliz cuando estoy trabajando, y soy la más sana, y pienso que esto es una oportunidad para mí para centrarme en lo que me gusta en la vida. No creo que sea algo malo, creo que es una bendición", añadió la también cantante.

Letterman apuntó que sería un proceso que "quizá" le salve la vida y la carrera profesional, algo con lo que Lohan estuvo de acuerdo.

"¿Tienes problemas de adicción?, ¿bebes demasiado?", continuó el presentador, aunque en esta ocasión la actriz fue más esquiva.

En marzo, Lindsay Lohan evitó entrar en prisión tras acordar con las autoridades someterse a un nuevo tratamiento de rehabilitación en una clínica durante tres meses.

La joven llegó a esa situación por mentir a la Policía en un en junio de 2012, mientras se encontraba en libertad condicional por un delito de hurto que cometió en 2011. La artista evitó así una posible condena de 180 días de cárcel dada su reincidencia.