se defendió de sus detractores mexicanos, sobre todo de la periodista . Aseguró que sus críticos malinterpretaron sus intenciones de ayudar a los damnificados de las fuertes lluvias e inundaciones en las poblaciones más afectadas del estado de Guerrero.

"Por qué me odian de esa manera, ¿qué les he hecho? Y si es pecado lo que hice, que me condenen por haber ayudado a los mexicanos con todo mi corazón", dijo la conductora en su programa de TV.

Posteriormente se refirió a Aristegui. "La señora me ha vuelto a atacar al entrevistar a un seguidor de Hugo Chávez, (en referencia al procurador Julio Arbizu) que durante mucho tiempo me persiguió y desenterró un caso que ya fue visto por la justicia peruana y me declararon inocente, pero por el que estuve detenida tres años. Nunca recibí joyas ni 3 millones de dólares. Usted, señora Aristegui, no sabe qué es la cárcel, no sabe lo que es que una de sus hijas, de 14 años, vea que la detienen injustamente. Es una bajeza hablar de mis amantes", dijo.