(Splast News)
(Splast News)

La siempre polémica levantó polvareda en su convierto en Amsterdam, Holanda, al fumar marihuana en pleno escenario y ante los miles de asistentes.

Durante la presentación, la cantante estadounidense defendió la droga, que es legal en Holanda. "Quiero que sepan que la marihuana ha cambiado totalmente mi vida y he dejado de beber. Ha sido una experiencia espiritual junto a mi música", afirmó.

Según informa el diario The Sun, la artista bromeó con que hablaría con el presidente de EEUU, Barack Obama, para que reconsidere la legalización del cannabis en su país.

Además, confesó haber consumido drogas duras en el pasado, pero dejó de hacerlo tras una conversación con su padre, quien había sido adicto. Ahora, dijo, es una fumadora ocasional de marihuana.