(Reuters)
(Reuters)

Tras expresar su malestar hacia la prensa en un comunicado, el cantante pidió que los fotógrafos no se le acerquen al momento de salir de un hotel en Barcelona ().

En el lugar, los guardaespaldas lo rodearon y no dejaron a los reporteros gráficos aproximarse al intérprete de Baby, y los amenazaron con romperles sus cámaras, según reportó .

Esta actitud sorprende puesto que hace solo un par de días el canadiense se dejó ver realizando unas compras en Madrid, disfrutando de una noche de fiesta en una exclusiva discoteca y jugando un partido de baloncesto con unos desconocidos que entrenaban en las pistas de la capital española.

Sin embargo, estas no son las únicas críticas que está recibiendo el artista durante su tour Believe. Después de ser criticado por a un concierto en Londres, por cancelar un espectáculo en Portugal y por su colapso en el escenario, Bieber se defendió por las redes sociales y atacó a sus detractores.