(AFP)
(AFP)

A pesar de que llegó a un acuerdo prejudicial con su exesposo Ojani Noa para evitar la difusión de un video íntimo de contenido sexual, el exmodelo no habría quedado satisfecho y ahora exigiría a la artista una indemnización de casi US$4 millones para ceder por completo sus derechos.

Cabe destacar que el video en mención fue filmado durante la luna de miel de la expareja en 1997.

La artista, quien el año pasado impidió que Ojani comercializara la controvertida cinta a través de una exitosa demanda, aún no se ha pronunciado sobre el último pedido del exmodelo.

Se detalló que de no llegar a un acuerdo final antes del 10 septiembre, dará comienzo a una dura batalla judicial en la corte.