(AP)
(AP)

El reality show_ Big Easy Justice,_ producido por y en el que un cazarrecompensas persigue a supuestos delincuentes, acusó a un joven –llamado Everette Draughn– de ser un ladrón.

Tras la humillación pública, el acusado aclaró que no es ningún delincuente y ha demandado a la cantante neoyorquina por difamación. Además, exige una reparación civil.