(Reuters)
(Reuters)

producirá la serie , que desarrollará la historia de una pareja de lesbianas que cría a sus tres hijos. Las primeras imágenes de la nueva propuesta fueron publicadas por la y han desatado polémica entre las asociaciones conservadoras más influyentes de Estados Unidos.

La serie fue vista desde un inicio como un ataque a los valores cristianos que defiende el poderoso colectivo conservador. "Haz saber a ABC que ni tú ni tu familia serán espectadores de The Fosters, si es que llega a ser emitida", es el mensaje que se lee en la web del grupo norteamericano.

Por su parte, la artista ha defendido su serie argumentando que quiere rendir un tributo a las familias modernas.

"He puesto mi corazón en este proyecto. Esta es una oportunidad para trasladar a la televisión un poco de aire fresco y para rendir tributo a las familias modernas. Todo el mundo puede sentirse identificado al tener una familia diferente en algún aspecto, de modo que espero que la serie guste al público", dijo.