Pese a que no pudo mover su curvilíneo cuerpo en el desfile de las escuelas de samba, disfrutó del junto a su joven novio, el bailarín .

López, quien arribó a Brasil alrededor del mediodía, cautivó a los asistentes que llegaron hasta el Sambódromo y saludó a quienes la reconocían enviándoles besos volados.

La 'Diva del bronx', quien llegó como invitada especial de una conocida marca de cerveza, estuvo todo el tiempo junto a Casper, con quien se le pudo ver comentando varios de los coloridos vestuarios.