La modelo rusa y el actor fueron captados el último domingo en Italia, donde disfrutaron de una escapada romántica en las cálidas aguas del Lago de Garda.

Irina Shayk, expareja del futbolista Cristiano Ronaldo, lució un diminuto bikini negro que fue muy comentado en las redes sociales. Mientras que Bradley Cooper, de 41 años, apareció con una crecida barba.

La pareja mostró sus destreza atlética al nadar en el lago. Posteriormente, disfrutaron de una charla en la terraza de madera del lugar mientras se secaban con unas grandes toallas.

A inicios de este año, Irina Shayk, de 30 años, fue elegida como el nuevo rostro de la firma francesa Givenchy, una de las marcas más reconocidas en el mundo de la moda.

TAGS RELACIONADOS