Viña del Mar. El cantante de origen puertorriqueño sedujo al público del con sus mejores pasos de salsa en un concierto que tuvo al público en pie en todas las canciones del repertorio que combinó sus éxitos más movidos con sus baladas románticas.

, uno de los artistas hispanos de más éxito, se presentó la noche de este martes al público de la Quinta Vergara con un grupo de 15 músicos, en los que sobresalieron las congas tumbadoras y los vientos, que pusieron el ritmo a los bailes sensuales y continuos.

Anthony, que es la tercera vez que se presenta al Festival Viña, repasó gran parte de su discografía centrándose en sus primeros éxitos como "Si te vas" (1998) y "Flor Pálida" (2002), de la que dijo que es una de sus canciones favoritas.

Antes de concluir su actuación, los presentadores le hicieron entrega de los galardones del certamen, la gaviota de plata y la de oro.

Para acabar su actuación intensa, el cantante de raíces latinas se quitó la americana y al ritmo de "Vivir mi vida", su mayor éxito, se despidió del público de la Quinta Vergara que lo aplaudió a rabiar.

El salsero abrió con su concierto la tercera jornada del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el más grande de Latinoamérica, en la noche latina que compartió con el cantante español David Bisbal.

Por su parte, el cantante andaluz David Bisbal llevó su rumba más latina al Festival de Viña del Mar en una actuación en la que pidió la "unión de los pueblos" y la "libertad" de Venezuela cuando el público le entregó una bandera de este país.

Bisbal, que el año pasado contrajo matrimonio con la modelo y actriz venezolana Rosanna Zanetti, dijo que desea poder llevar al hijo que esperan a una "Venezuela libre".

En la parrilla de esta sexagésima edición destacan los conciertos de los Backstreet Boys, Raphael, Becky G, Bad Bunny, entre otros.

Fuente: EFE