Sigue actualizado en nuestra APP

lO ÚLTIMO

Por sentarse juntos y darse cariño, Meghan y Harry ya no son invitados a fiestas de la alta sociedad inglesa

La duquesa de Sussex y el nieto de la reina Isabel II de Gran Betraña rompieron costumbres establecidas por la corona.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Meghan Markle y su esposo, el príncipe Harry, ya no son invitados a las fiestas de la alta sociedad inglesa. ¿El motivo? La duquesa de Sussex y el nieto de la reina Isabel II de Gran Betaña rompieron costumbres establecidas por la corona.

Mostrar su cariño en público le valió el veto a los integrantes de la realeza, según informó la prensa británica. Es más, señalan a Meghan Markel de romper con la tradición y etiqueta con sus costumbres "estadounidenses".

A la duquesa se le olvidó las reglas establecidas y se sentó al lado del príncipe Harry en las cenas, y tampoco ha sido tímida al momento de mostrarle su cariño.

Según informó el Daily Mail, son tres las reglas básicas en torno a la ubicación de las parejas en las cenas de la alta sociedad.

- La primera es que deben pronunciarse a la "manera francesa" y hacer hincapié en tres sílabas para evitar sonar "común o estadounidense".

- La segunda es que la pareja debe evitar sentarse junta para no darse muestras públicas de afecto que distraiga a los invitados a la comida.

- La tercera es que deben permanecer en el asiento que se les indicó.

Pero a Meghan Markle poco le ha importado estas condiciones, pues suele sentarse al lado de su esposo y darle muestras de cariño en público. Esto no ha gustado al círculo cercano a Harry, por lo que dejaron de invitarla a la pareja a las cenas.

Hay que recordar que en el torneo de Wimbledon, Meghan Markle rompió otra regla: se presentó en jeans para visitar, en una área privada, a Serena Williams.

Todas las miradas apuntan a la nueva pareja de la corona británica, que el año pasado fue criticada por la celebración del baby shower de su primogénito.

En aquella oportunidad cuestionaron que haya invitado a algunos famosos, el costo de su traslado y estancia en un hotel de lujo y su comportamiento, que pareció más al de una estrella de Hollywood que al de una duquesa.

Meghan y Harry también fueron criticados por el costo de la remodelación de Frogmore Cottage, donde residen. Fueron 3 millones de dólares los que la corona británica destinó para su residencia.

TE PUEDE INTERESAR: 

Tags Relacionados:

Príncipe Harry

Meghan Markle

lO ÚLTIMO
Ir a portada