(Fotos: Instagram/ @justjared)
(Fotos: Instagram/ @justjared)

fue, en su momento, una de las figuras más cotizadas de la pantalla grande. Pero, en medio de la cúspide de su carrera, la actriz decidió darse un ‘descanso’ y desapareció por completo de las producciones cinematográficas, los reflectores y las portadas de revista.

En ese momento, Los directores de la industria del cine dijeron que la salida de Megan Fox era a causa de sus problemas de conducta, pues tenía fama de generar conflictos en los rodajes. También revelaron que la actriz fue despedida a días de empezar a grabar la cinta ‘Transformers 3’ por comparar al director Michael Bay con Adolfo Hitler.

Tras este hecho, Steven Spielberg, director de la saga, ordenó separar a Megan Fox del elenco. Pese a que Megan intentó defenderse, el daño estaba hecho. Ha pasado casi una década de este suceso y, luego de curar sus heridas, la actriz decidió contar la verdad de lo que pasó.

Los hechos mencionados ocurrieron antes del estreno de ‘El cuerpo de Jennifer’. Se trataba de una comedia de terror en la que Megan Fox interpretaba a a una animadora poseída por el diablo. Aquí, lo único que hacía a actriz era matar a sus compañeros vestida de sexy colegiala. Este sería, además, el enfoque promocional de la cinta, lo que disgustó muchísimo a la actriz.

"Creo que tuve un auténtico colapso psicológico. No quería que nadie me viera. No quería hacerme fotos para revistas ni pasear por alfombras rojas. Me sentía así todos los días de mi vida, todo el rato, en cada proyecto en el que trabajé y con cada productor con el que me crucé. Lo que me llevó al colapso venía de mucho antes”, confiesa durante una conversación con Entertainment Tonight.

La actriz también reveló que no habló sobre esto con la prensa porque le atemorizaban las críticas. “Tenía miedo de exponerme a la opinión pública porque estaba segura de que de alguna manera todos iban a burlarse de mí, gritarme y lapidarme simplemente por aparecer por ahí. Fue un momento muy oscuro de mi vida", señaló.

El miedo que atormentaba a la actriz era porque sentía que nadie comprendería su denuncia hacia los hombres con los que había trabajado, que la veían como una figura ‘hipersexualizada’, de la que podrían abusar física y psicológicamente como quisieran.

Ver esta publicación en Instagram

NYT Outtakes 📸

Una publicación compartida por Megan Fox (@meganfox) el

“Yo estaba ahí hablando en voz alta sobre todo lo que me había pasado y la única respuesta que recibía por parte de todo el mundo es “Oh, bueno, jódete. No nos importa, te mereces lo que te pasó’. No les importaba mi mensaje, solo se fijaban en mi aspecto, en la ropa que llevaba y en los chistes que hacía por aquella época”, sentenció.

TAGS RELACIONADOS