acudió al Centro de Convivencia de la Procuraduría de la Ciudad de México para que  vea a su pequeño hijo; sin embargo, el actor no asistió.

Pese a ello, la actriz venezolana señaló estar decidida a dialogar con el padre de su hijo para llegar a un acuerdo.

"Quiero aprovechar la cámara para enviar un mensaje. Julián, por el bien de Mati terminemos con esta situación, hablemos, y lo hago a través de esta cámara”, dijo Marjorie de Sousa visiblemente incómoda con la situación.

Julián Gil, por su parte, sería multado con aproximadamente 250 dólares por ausentarse a la visita con su hijo, según indicaron los conductores del programa ‘De Primera Mano’.

Cabe señalar que el juez estableció el régimen de visitas, pensión y custodia del niño hace unas semanas, cuando dictó la sentencia del caso. La batalla legal entre Julián Gil y Marjorie de Sousa duró más de año y medio, pero aparentemente los problemas no han concluido.