El actor estadounidense fue declarado culpable de drogar y agredir sexualmente a una mujer hace 14 años, así lo ha decidido un jurado de Pensilvania en el primer proceso de una celebridad en la era #MeToo.

Cosby, de 80 años, podría pasar el resto de su vida tras las rejas cuando el juez decida su sentencia por tres delitos de agresión indecente agravada contra Andrea Constand, una exempleada de la Universidad de Temple, en 2004.

El jurado, compuesto por siete hombres y cinco mujeres, declaró a Cosby culpable de los tres cargos de agresión sexual, que acarrean cada uno de ellos una pena máxima de 10 años de cárcel y una multa de 25.000 dólares.

El litigio, celebrado en Norristown, a las afueras de Filadelfia, se centró en Andrea Constand, quien asegura que una noche a principios de 2004 Cosby la invitó a su mansión de Cheltenham (Pensilvania) y le dio unas pastillas que la marearon, le nublaron la vista y permitieron al artista abusar de ella. 

TAGS RELACIONADOS