Una de las más populares canciones de dice entre sus líneas “El amor acaba”. Sin embargo, estas palabras habrían estado muy lejanas de la realidad. Este famoso tema de 'El Príncipe de la canción’ narra su historia de amor por Anel Noreña, su segunda esposa.

Noreña, cuyo nombre real es Ana Elena Noreña Grass, es una actriz mexicana de origen humilde que conoció a José Rómulo Sosa Ortiz, ‘El Príncipe de la Canción’, en 1970, el mismo año que el artista alcanzó la gloria tras su presentación en el Festival de la Canción Latina OTI, cuando ella participaba en la película ‘Tápame contigo’.

Pese a que en un primer momento se enamoraron y sostuvieron una relación, esta no duró mucho pues —en ese tiempo— el cantante conoció a Natalia ‘Kiki’ Herrera Calles, quien se convirtió en su primera esposa.

Dos años después, las vidas de Noreña y el intérprete de ‘El Triste’ se volvieron a cruzar y retomaron su romance en medio de serenatas y detalles. En 1976, en una pomposa ceremonia realizada en un hotel de Catemaco se unieron sus vidas y fruto de ello nacieron sus hijos José Joel y Marysol.

La pareja llevaba una vida llena de amor, pero —una vez que el éxito de José José alcanzó sus máximos niveles— su ausencia, para acudir a sus diferentes compromisos, se convirtió en un dolor imposible de evitar lo que terminó por afectarla detonando una ansiedad por la comida. ‘El Príncipe de la canción’, en tanto, tuvo una adicción con el alcohol.

En 1991, tras 19 años de relación, se separaron, pero el amor de Anel nunca se extinguió. Incluso, en 2007, tras publicar su libro autobiográfico ‘Volcán apagado: Mi vida con el Príncipe de la canción’, en el que reveló pasajes no conocidos de su vida junto a José José, dijo sentirse arrepentida por haber sacado a la luz algunas cosas negativas de su exesposo.

Pese al difícil del divorcio, que la sumió durante en la más profunda depresión durante seis años, Anel decidió continuar con su vida y acercarse a la fe evangélica. El artista, en tanto, decidió contraer nupcias —dos años después de su separación— con Sara Salazar, la madre de su última hija Sarita

EL DOLOR DE LA DESPEDIDA

El 28 de setiembre, tras conocerse de la muerte de José José, Anel dejó saber cuanto le dolía la muerte de su amado e inicialmente, a través de un comunicado de prensa, se conoció que la actriz no se encontraba bien tras recibir la noticia.

Días después, ya recuperada, Noreña salió a los medios de su país y envió un sentido mensaje de despedida a quien fuera el amor de su vida. Además, muy molesta, criticó que —los últimos días del artista— hayan transcurrido en un hospicio en Estados Unidos pese a que se encontraba bajo el cuidado de su esposa y la última de sus hijas.

Pese a todos los años transcurridos, el profundo amor que sintió Anel por José José no se ha podido borrar y ha quedado en evidencia durante estos últimos días —tras la muerte del cantante— en las que la actriz ha expresado palabras de cariño para recordar a su amado exesposo, dejando claro que pese a las despedidas, su amor no acaba.