Nadie se salva. , exesposo de , no estuvo exento de las críticas que la actriz ha publicado en su libro de memorias ‘Inside Out’.

Pese a que muchos imaginaban que el actor se libraría de los comentarios negativos, pues inicialmente se conoció que había sido calificado como un “salvador” por parte de Moore, esto quedó en el pasado luego que se conociera que la protagonista de ‘Ghost’ lo había señalado como un hombre “controlador”.

Según el testimonio de la actriz, Willis quería que su entonces esposa no retornara a los sets de grabación y, por el contrario, se quedara al cuidado de su casa y sus tres hijas mientras él continuaba desempeñando su carrera con normalidad. Esto- conforme escribió la artista- terminó con la ilusión de su matrimonio.

En el libro se conoció que en 1989- cuando su primera hija Rumer tenía un año- le ofrecieron un papel para la película ‘We’re No Angels, con Robert de Niro y Sean Penn, pero al contarle a Willis, la reacción de este no fue la que esperaba, pese a ello aceptó interpretar el personaje.

“Esto nunca va a funcionar si te vas a grabar una película”, respondió Willis sobre los planes de su esposa.

Las cosas empeoraron cuando Demi aceptó el papel en ‘Ghost', un año después. En esta ocasión el protagonista de ‘Duro de Matar’ creía que su esposa no se comprometía lo suficiente con su familia, “No sé si quiero casarme”, le dijo Willis cuando iban a celebrar un segundo matrimonio.

“Básicamente, él quería hacer todo lo que quería. Tenía 36 años y estaba rodeado de fama y dinero (...) Simplemente no compré la idea de ‘Eres el Reya la que se había acostumbrado. Además, decirme, ‘No sé si quiero casarme’ no es el camino para llegar a mi corazón", escribió Moore.

¿Cuándo empezó su historia de amor?

Como se recuerda, la pareja- cuya diferencia de edad era de 11 años- se casó en Las Vegas 1987, sólo cuatro meses después de conocerse. Incluso fue en la misma noche de bodas que la pareja concibió a su primera hija, Rumer Willis.

Pese a los esfuerzos por mantener viva la llama del amor, los diferentes compromisos laborales y los problemas alimenticios de la actriz de ‘Striptease’ terminaron afectando la relación.

Moore y Willis tuvieron tres hijas: Rumer, Scout y Tallulah, pero tras 13 años de relación, se separaron en el 2000.





TAGS RELACIONADOS