se convirtió el domingo por la noche en el artista principal más joven en actuar en , con un espectáculo que contó con invitados de alto nivel como la reunión de la banda de los años 90 .

Grande es la cuarta mujer que encabeza Coachella, uno de los festivales musicales más importantes que dura tres días y que se celebra cada año bajo el sol del desierto de California.

Abrió el espectáculo con su gran éxito que elogia el placer sexual: "God Is a Woman" (Dios es una mujer) y seguidamente tocó el hit "Break Up With Your Girlfriend, I'm Bored".

Además, cuatro de los cinco antiguos miembros de NSYNC se reunieron para la ocasión; en tanto, Justin Timberlake, que ascendió a la fama tras la disolución de la banda, brilló por su ausencia.

Pero los cuatro restantes hicieron vibrar a una exaltada audiencia y a la propia Ariana. Los artistas interpretaron entonces el clásico de 1997 "Tearin' Up My Heart" al ritmo de la coreografía original, y la multitud hizo signos de paz durante la actuación de Grande con Diddy y Mase, con los tres cantando el megahit de 1999 "Mo Money Mo Problems".

Además, la cantante de 25 años invitó al escenario a la rapera Nicki Minaj y retomó clásicos del hip hop, actuando junto a Sean "Diddy" Combs y Mase en un homenaje al recientemente asesinado Nipsey Hussle y a su exnovio Mac Miller, quien se suicidó el pasado mes de septiembre.

Los artistas rindieron homenaje a Miller y Hussle, que murieron asesinados, y mencionaron a Biggie y Tupac Shakur, cuyos crímenes en los años 90 conmocionaron a sus seguidores en una era donde abundaron las muertes de raperos.

Con información de AFP

TAGS RELACIONADOS