Kevin Spacey, protagonista de la serie, fue nominado como mejor actor. (Reuters)
Kevin Spacey, protagonista de la serie, fue nominado como mejor actor. (Reuters)

La serie se convirtió hoy en la primera producción realizada y distribuida exclusivamente de forma digital a través de Internet en obtener una candidatura en los prestigiosos .

El drama político, protagonizado por el veterano actor de Hollywood como un astuto congresista estadounidense, se alzó con nueve nominaciones, incluyendo mejor serie dramática y mejor actor, para los trofeos que se entregarán el 22 de setiembre en Los Ángeles.

"Estamos abrumados con las nominaciones y honrados por una cálida bienvenida que confirma lo que siempre hemos creído, que la gran televisión es gran televisión sin importar dónde, cuándo y cómo se disfrute", dijo Ted Sarandos, jefe de Contenidos de Netflix, una plataforma web que ofrece películas y series por una suscripción mensual.

"Me parece que esta es la manera que la gente prefiere disfrutar tramas prolongadas y complicadas", dijo Spacey al New York Times. "Para mí tiene sentido. Las audiencias han estado diciendo hace tiempo que quieren libertad", agregó.

El reconocimiento de en los Emmy supuso un antes y un después en la historia de estos galardones, que hasta la fecha eran feudo de las grandes cadenas y los canales de cable, al tiempo que confirmó que la televisión de calidad ha dejado de identificarse con un soporte físico y unos horarios de emisión concretos.

Cabe indicar que Netflix sumó otra victoria con la nominación de Jason Bateman a mejor actor de comedia por Arrested Development, que volvió a distribuirse este año luego de un impasse de siete años.

La carrera por los Emmy 2013 está dominada no obstante por la miniserie American Horror Story: Asylum, que obtuvo 17 nominaciones, y la fantasía medieval Game of Thrones, con 16 candidaturas.