La series de televisión Homeland y Modern Family se impusieron en la entrega de los premios , que se realizó en y por cuya alfombra roja desfilaron las estrellas de la televisión estadounidense.

En la categoría de drama se impuso Homeland, una serie de suspenso que se centra en un exveterano de guerra del que se sospecha que es un agente de Al Qaeda. Se trata de la primera vez que el canal por cable Showtime se alza con este premio.

Homeland acabó con el reinado de Mad Men, programa que aspiraba a recibir dicho premio por quinto año consecutivo, y dejó fuera a otra de las grandes favoritas Breaking Bad. Homeland también se alzó con los premios de mejor actriz y actor de drama para sus protagonistas, Damian Lewis y Claire Danes, además de levantar el trofeo del mejor guión.

Por otro lado, la comedia Modern Family, basada en una familia ampliada y poco convencional que vive en Los Ángeles, ha sido galardonada como la mejor en su género por tercer año consecutivo.

En tanto, el premio al mejor actor de comedia fue para Jon Cryer de Two and a Half Men, mientras que Julia Louis-Dreyfus se hizo con el mismo galardón en la categoría femenina por su papel en el comedia política Veep.