Juntas pero no revueltas. La conductora de Operación Triunfo, , y la periodista coincidieron en un evento benéfico gastronómico, pero no cruzaron miradas.

La 'Señito' mostró su lado más amable al invitar a su 'comadre' a su stand a disfrutar uno de los platillos que preparó para un conocido restaurante capitalino, pero la 'Urraca' declinó la oferta.

"Nosotros con cámaras no hacemos encuentros", explicó Medina, quien dejó el acercamiento entre ambas sea organizado por sus respectivos productores.