(Internet)
(Internet)

El exesposo de la fallecida Amy Winehouse, Blake Fielder-Civil, está en estado de coma tras sufrir una falla multiorgánica provocada por una sobredosis de alcohol y drogas.

Su actual pareja, Sarah Aspin, lo encontró a las seis de la mañana de ayer (hora de Londres) agonizando en la cama y dio la voz de alarma.

Desde que ingresó en el hospital, su madre no se ha separado de él: "Rezo para que sobreviva, pero también me preparo por si no llegara a despertar nunca", aseguró.

Mitcht Winehouse, el padre de Amy, manifestó su apoyo a la familia de Blake: "Lo de Blake es una noticia terrible y rezamos para se recupere. Al fin y al cabo, mi hija lo amaba".