viajó a Las Bahamas para vacacionar junto a su esposo y no dudó en registrar el momento para sus redes sociales. La actriz y cantante estadounidense compartió, vía , unas imágenes donde aparece en bikini, frente al espejo y acompañada de Eric Johnson.

Sin embargo, las publicaciones se vieron arruinadas tras la filtración de unas instantáneas donde deja ver su avanzado sobrepeso. Las tomas de los paparazzis muestran a Jessica tendida, tomando sol y bebiendo un trago.

Beachy Blonde

Una publicación compartida por Jessica Simpson (@jessicasimpson) el

Beachy Blonde

Una publicación compartida por Jessica Simpson (@jessicasimpson) el

Las imágenes despertaron críticas entre quienes creen que por el hecho de ser figura pública está obligada a estar en perfecta forma. Sin embargo, también fueron objeto de comentarios de admiración y respeto hacia una mujer que tiene derecho a lucir y sentirse cómoda con su cuerpo.

Las muestras de apoyo hacia la figura estadounidense no se hicieron esperar: "Todos vimos las fotos de los paparazzi. Está bien ser normal y no tener una talla cero. Siéntete orgullosa de quién eres y del cuerpo que tienes". 

TAGS RELACIONADOS