Juliana Ramos, esposa de , arribó al Museo de la Nación —a donde fue trasladado el féretro del criollo para ser velado hasta mañana—, y agradeció las múltiples muestras de cariño.

"Muchas gracias a todos por acompañarme en estos momentos, un momento delicado y triste para mí. Agradezco a todos el cariño que les están demostrando a Pepe y por darle el lugar que él se merece", dijo a Canal N.

Señaló que el fallecimiento del cantante fue algo que ella no esperaba. "Tengo que seguir adelante porque eso era lo que quería él, por mi hijo y por mí", dijo a Canal N.

También dijo que los artistas que quieran rendir homenaje a Vásquez serán recibidos. "Esto no es una convocatoria para que vengan a cantarle, sino que quién realmente estimó a Pepe va a acercarse a darle su homenaje como ellos crean conveniente: cantándole o llorándole. Cada uno de ellos tiene en su corazón el recuerdo de que Pepe les enseñó, estuvo con ellos y fue un gran amigo para todos", sostuvo.

Asimismo, resaltó que se debería recordar al cantante como "un grande, como el mejor de la música criolla, ya que como él no va haber".

Según Canal N, hasta la sede del Museo de la Nación llegarán destacadas figuras del criollismo peruano y también autoridades políticas, incluso se anunció la presencia del presidente de la República, Ollanta Humala.