(Reuters)
(Reuters)

Tom Cruise y Katie Holmes completaron el , luego de dos meses de que la actriz pidiera la disolución de su matrimonio.

"Tom está contento y aliviado por seguir adelante. Ahora su prioridad es ser un buen padre", dijo una fuente cercana al actor al Daily Mail.

Asimismo, detalló que el divorcio afectó física y psicológicamente a Cruise. El actor ha perdido más de seis kilos de peso, debido a que su alimentación no ha sido la adecuada en todo este proceso, además se ha empeñado en trabajar largas jornadas.

"Tom se niega a bajar el ritmo. No ha estado trabajando como normalmente lo hacía y ahora incluso se niega a comer bien. Su forma de afrontar el divorcio ha sido arrojarse sobre el trabajo, pero el resultado es que no se ve muy bien", sostuvo la fuente.

En cuanto al divorcio, algunos acuerdos a los que la expareja llegó estipulan que Suri, de seis años, viva con Holmes, pero puede ser visitada por su padre cuando desee.

Además, se detalló las restricciones del contacto de la pequeña con la iglesia de la Cienciología, de la que Cruise es miembro.