Si Hollywood tiene a famosas que se despojan de sus ropas sin reparo alguno, nuestro país cuenta con bellas musas que levantan pasiones gracias a sus semidesnudos artísticos. Mónica Sánchez, Maricris Rubio, Maju Mantilla, Natalie Vértiz, entre otras, dejaron de lado el pudor que aún caracteriza a la mayoría de mujeres peruanas y posaron sugestivamente para las revistas SoHo Perú y Cosas Hombre.

Muchos las criticaron por exponer sus cuerpos en los medios de comunicación, pero otros elogiaron sus fotos bien cuidadas que no trasgreden los límites de la moralidad.

Pero ¿cuáles son los acuerdos para que ellas acepten mostrarse al natural?

"Claudia Doig, como directora periodística de , garantizó esa seriedad y profesionalismo. ya sabía con quién estaba hablando cuando Claudia se comunicó con ella. Mónica fue muy aventurera al aceptar esta oferta y salir en el primer número.

Ninguna ha cobrado. SoHo no le paga a nadie en ningún país; es el poder que tiene la revista. La publicación estáenmarcada para nuestra sociedad. No queremos que se nos confunda con una revista pornográfica", explicó Alfredo Klaus, presidente de la editorial que elabora la revista SoHo.

En tanto, Claudia Doig, directora de la publicación, indicó: "No estamos en la desesperación de mostrar desnudos completos. Me fijo en las redes sociales y sé que quieren ver algo más, pero nosotros cuidamos el producto".

Por su parte, el subeditor de , Renato Velásquez, confirmó que las mujeres peruanas no son tan osadas como en otros países.

"Aquí hay más pudor y las mujeres no son tan audaces. Maju Mantilla posó para nosotros cuando era soltera, y su sesión de fotos fue muy bien ciudada. Tenemos un tratamiento sexy y no hay nada vulgar ni explícito. Maju viene de una familia conservadora y jamás habría aceptado un topless. posó como una rock star en un yate, a le borramos los tatuajes para que mostrar un lado más 'lady', y Natalie Vértiz demostró que no tiene un ramo de grasa. Nadie cobra dinero porque les sirve para su carrera y porque tienen un rebote mediático.

"Nuestras chicas no van como herramienta de venta; en cambio, hay otras revistas que muestran a la artista desnuda en la portada para jalar ventas. No competimos con SoHo porque tenemos públicos distintos. No creo que Gianella Neyra y Maju Mantilla acepten posar para ellos pues nuestra revista si les da estatus. Las sesiones son menos rudas y morbosas de lo que hacen allá", finalizó.