(AP)
(AP)

Pese a que y se separaron en noviembre de 2011, aún no pueden oficializar su divorcio ya que siguen negociando los términos del acuerdo que le pondrá fin a su matrimonio.

La pareja de actores está enfrascada en una nueva batalla, pues Moore le estaría exigiendo a Kutcher US$10 millones, monto equivalente a la mitad del valor total de una inversión que su expareja hizo en 2010, cuando aún estaban juntos.

"Ashton y Demi todavía no están divorciados ni tampoco han llegado a ningún acuerdo a pesar de haber estado negociando esto durante más de un año. Ashton empezó a amasar grandes cantidades de dinero tras su matrimonio, pero no cree que deba tanto dinero como ella le pide", explicó una fuente cercana a ambos al diario New York Post.

Sin embargo, Kutcher (quien posee el 20% de los activos de la compañía A-Grade) alegó que los beneficios extraídos de la empresa no son bienes comunes de la pareja, ya que los ganó tras su separación.

Explicó además que el capital que invirtió en la compañía solo ascendía a US$1 millón, lo que contrasta con los US$20 millones que corresponden a su parte dentro de la empresa.