Durante el Mercury Prize, el legendario cantante estrenó el video del remix que hizo James Murphy de la canción Love is Lost del nuevo disco del 'Duque blanco', _ The Next Day_.

La producción fue rápida, Bowie tomó su cámara, usó las marionetas de su colección personal y escribió, filmó y editó el video entero el pasado fin de semana en su oficina en Manhattan, en Nueva York (EEUU).

El cantante se encargó de todo junto a su asistente Jimmy King, quien manejaba la cámara, y a su mejor amiga Coco Schwab. Se detalló que ellos trabajaron cada noche hasta terminar el video la mañana del lunes. ¿Y el precio de la producción? Pues solo US$12.99, lo que costó el USB donde descargaron el video terminado.