(EFE)
(EFE)

Tras casi veinte años de casados, el matrimonio entre  ha pasado por todo, pero sigue más fuerte que nunca. En conversación con 'The Sunday Project', el ex futbolista confesó que el tiempo ha convertido su relación en un "trabajo duro". 

"Permanecer casados durante tanto tiempo siempre es un trabajo duro. El matrimonio se vuelve un poco más complicado. A veces son las pequeñas cosas las que hacen la mayor diferencia y me he dado cuenta de eso con los niños", señaló el 'Spice Boy'.

Ante las especulaciones de supuestas infidelidades y una crisis matrimonial, los Beckham han decidido poner por encima de todo el bienestar de su familia. 

"Lo que tenemos que hacer es proteger a nuestros hijos", aseveró el ídolo del Manchester United. 

La pareja se casó en 1999 y al poco tiempo tuvieron a sus hijos, Brooklyn, 19, Romeo 15, Cruz, 13 y Harper de 7 años.

VICTORIA NO LO TOMÓ BIEN

De acuerdo a The Sun, las recientes declaraciones David Beckham habrían roto el corazón de su esposa, provocando sus lágrimas por dos días seguidos.

El medio británico señaló que la modelo se sintió humillada por lo que dijo el padre de sus cuatro hijos. 

Una persona cercana a Victoria contó a 'The Sun' que las declaraciones de Beckham la afectaron demasiado: "Cuando a Victoria le informaron sobre la entrevista de David, ella quedó absolutamente devastada. Ella no tiene idea de por qué él diría cosas tan insensibles y la avergonzaría públicamente de esta manera". 

TAGS RELACIONADOS