(AFP)
(AFP)

El cantante británico abandonó ayer el hospital en el que estaba internado desde el 17 de mayo, en una carretera al norte de Londres.

El artista, de 49 años, estuvo en el nosocomio curando sus heridas porque se cayó desde el vehículo en el que circulaba.

"George Michael ha sido dado de alta del hospital y continúa su recuperación. Está bien y les da las gracias a todos", indicó su página web.