Uno de los stand de libreros. (Jaime Cabrera)
Uno de los stand de libreros. (Jaime Cabrera)

Por Jaime Cabrera Junco en Twitter

En medio de la babel que es Lima, con tantos automóviles y el rumor de la gente, hay una ciudad de papel que no figura en los mapas turísticos de esta tres veces coronada villa. Ese territorio, inmerso dentro de nuestro centro histórico, está poblado de frases memorables, de los versos más sublimes o tristes, de reflexiones filosóficas sobre la vida…en fin; en Lima antigua no solo hay balcones por fotografiar o catacumbas que recorrer, también hay libros que esperan de un lector que los tome y aproveche para sí. Y fuimos en búsqueda de ellos.

Aunque no hay un mapa del libro en Lima, tenemos dos puntos de referencia obligada para quienes están en búsqueda de libros antiguos o de aquellos que difícilmente circulan en las librerías de los distritos de Miraflores y San Isidro. Se trata de la zona del llamado Boulevard de la Cultura del jirón Quilca, y de los libreros del jirón Amazonas. Es cierto que hay otros rincones, como el de la calle Malambito, el jirón Camaná y Nicolás de Piérola, y seguramente allí hay también otros tesoros por descubrir.

AMAZONAS: SELVA DE PAPELDesde la década de 1980 hasta fines de 1998, ocupaban cinco cuadras de la avenida Grau, entre el límite del Cercado de Lima con La Victoria. Eran épocas en que el comercio ambulatorio bullía en las principales avenidas de la capital. Los libreros, pese a su noble oficio, también habían tomado las calles aunque sin pregonar a garganta pelada los nombres de las obras de literatura, filosofía e historia que tenían en sus estantes de madera. Se trataba de una batalla silenciosa entre el polvo del saber contra el smog de la transitada avenida que lleva el nombre del héroe del Combate de Angamos.

Lee toda la crónica en nuestro blog .