Su representante dijo que no declarará sobre el tema. (Reuters)
Su representante dijo que no declarará sobre el tema. (Reuters)

Una corte en rechazó hoy una demanda millonaria contra por supuestamente traumatizar a menores en un concierto en la ciudad de San Petersburgo.

El fallo se dio a conocer después de una audiencia de un día que lindaba con lo absurdo. En ella, los demandantes afirmaron que la "propaganda de perversión" de Madonna afectaría negativamente la tasa de natalidad en Rusia y erosionaría la capacidad del país de defenderse al privarlos de futuros soldados. En un punto, el juez amenazó con expulsar a los periodistas de la sala si se reían demasiado.

Al final, la corte del distrito Moskovsky en San Petersburgo rechazó la demanda del Sindicato de Ciudadanos Rusos y los 33 millones de rublos (US$10,7 millones) que solicitaban como indemnización a la cantante por supuestamente exponer a los jóvenes a "propaganda homosexual".

Madonna no asistió al juicio y su publicista Liz Rosenberg informó el jueves que la estrella no comentará sobre el asunto.

HOMOFOBIAEl sentimiento contra la homosexualidad es fuerte en Rusia, en particular en San Petersburgo, donde los legisladores locales aprobaron en febrero una ley que prohíbe promover la homosexualidad ante menores.* Seis meses después, Madonna criticó la ley en Facebook y que atrajo a admiradores incluso de 12 años.

Los demandantes entregaron evidencia sobre cultura gay sacada de páginas de Wikipedia y aseveraron que una enciclopedia real no tendría esos artículos sobre homosexualidad.

"No estamos contra los homosexuales, sino contra la propaganda de la perversión entre menores", declaró ante la corte Darya Dedova, una de las demandantes. "Queremos defender los valores de una familia tradicional, la cual está actualmente en crisis en este país. Madonna violó nuestras leyes y debe ser castigada", agregó.

En el concierto de agosto, Madonna también enfureció a las autoridades rusas por apoyar a las integrantes de la banda de punk , quienes fueron encarceladas por rezar una "oración punk" a la Virgen María en la catedral de Moscú en contra del presidente Vladimir Putin.